Cómo crear un blog que te dé dinero

Los blogs son cada vez más habituales. Mucha gente tiene un blog –o más de uno– y son muchos más quienes los utilizan a diario como herramienta para formarse, informarse o entretenerse. Si estás pensando en crear un blog, o si nunca has tenido uno y te llama la atención este mundillo, has llegado al lugar idóneo.

En este artículo te enseñaremos a hacer un blog desde cero, con toda la información que necesitas para avanzar sobre seguro. Te guiaremos desde el mismo instante en el que hayas tomado la decisión de crear un blog hasta que éste esté plenamente operativo. Y responderemos a todas las preguntas que te puedan surgir sobre la conveniencia o no de adentrarte en este apasionante mundo.

crear un blog

Por qué crear un blog

Las razones por las que cada uno se hace un blog pueden ser muchas y muy distintas. Hay gente a la que le apetece escribir y poner negro sobre blanco sus pensamientos, a modo de diario. Otros quieren expresar sus ideas y compartirlas con los demás a través de una plataforma accesible, incluso llegando a crear un espacio de debate y enriquecimiento.

También hay gente que crea un blog para difundir determinado tipo de conocimientos, a modo de cursos, tutoriales o, simplemente, como método de divulgación artística o científica. Y, cómo no, hay blogs que sirven como herramientas profesionales, para mostrar los trabajos y capacidades que uno puede realizar o para atraer posibles clientes a través de contenidos interesantes.

Sea cual sea el motivo por el que tú quieras crear un blog, es un buen motivo, así que no lo dudes. Además, como vas a ver a continuación, a un blog se le puede sacar mucho partido.

 ¿Demasiado complicado? Contáctanos y te instalaremos el blog gratis

¿Te estás preguntando qué puede hacer tu blog por ti?

Si los motivos de hacer un blog son múltiples, la pregunta de para qué sirve un blog tiene una respuesta casi más fácil. Un blog sirve para prácticamente cualquier cosa. Por eso hay tantos y tan variados.

Lo primero, te puede servir para aprender. Puede que seas un auténtico gurú en tu materia pero, si quieres transmitir todos tus conocimientos a través de un blog, siempre tendrás que seguir formándote, buscar a otros autores, estudiar nuevas tendencias y, sobre todo, aprender de tus lectores.

Por supuesto, un blog también te puede servir para enseñar. Transmitir conocimientos es una de las mejores maneras de progresar, tanto personal como socialmente, y es algo que siempre se agradece y permite el enriquecimiento de la comunidad.

Como consecuencia de esto, verás cómo tu reputación comienza a despuntar. Un blog bien planificado te ayuda a aumentar tu visibilidad y realzará tu imagen personal o profesional, con todas las posibilidades que eso conlleva.

Lo de la reputación y la visibilidad es algo que te tienes que tomar muy en serio. No son tonterías. Hay mucha gente que, gracias a su blog, ha encontrado trabajo, ha mejorado su posición laboral o, incluso, ha comenzado a generar unos ingresos que antes no tenía. Y es que, hoy por hoy, los blogs son una plataforma de acceso a muchos productos y servicios que antes eran más difíciles de encontrar o que, directamente, no existían.

Para cerrar el círculo entre los motivos y los beneficios de crear un blog, tienes que pensar en ese aspecto más personal, el de utilizar el blog como medio de expresión de los pensamientos, ideas o por dar rienda suelta a esa necesidad de comunicar.

Cualquiera de estos beneficios te resultará de tremenda utilidad a la hora de crear un blog y si consigues aunar más de uno a la vez en tu proyecto, ¡lo vas a romper!

crear un blog

¿Qué temática elegir para tu blog?

 

Ésta es una de las decisiones más complicadas y cruciales a la hora de planificar tu futuro blog. Acertar en la temática puede hacer de tu futuro proyecto un camino de rosas y fallar puede convertir ese camino en una verdadera tortura. Así que, para que tu elección tenga más posibilidades de triunfar, te vamos a dar unas pautas que te resultarán muy útiles.

Los temas sobre los que puede tratar un blog son prácticamente infinitos. Esto complica mucho más la decisión, por lo que tienes que intentar ponerle unos límites a ese abanico de opciones. Y los límites que te proponemos se basan en tres condiciones:

  • Escribe sobre lo que te gusta
  • Escribe sobre lo que se te da bien
  • Escribe sobre lo que le interesa a la gente

Si entre las opciones que barajas hay alguna que encaje con estas tres cosas, no lo dudes, ésa es tu mejor opción. Incluso si tienes alguna idea que cumpla con dos de estas tres cosas también puede ser muy buena elección.

Las ideas que coincidan con una de las tres condiciones son más fáciles de encontrar, y es probable que tengas varias de ellas rondándote la cabeza. En este caso, lo más importante para que no te canses rápido de tu blog es que tengas claro lo que quieres conseguir con tu blog.

  • Si quieres un blog personal, que te sirva para desahogar o para expresar tus sentimientos u opiniones sobre algún tema o sobre la vida en general, busca algo que te guste.
  • Si lo que te apetece es crear un blog más divulgativo con el que puedas transmitir todo lo que sabes acerca de un tema, está claro que deberías escribir sobre aquello que dominas o se te da bien. Seguro que hay mucha gente que aprecia y agradece tus contenidos.
  • Por último, si lo que quieres es un blog que apoye un proyecto empresarial o que te sirva para conseguir algún beneficio económico directo o indirecto, tendrás que elegir una temática que tenga demanda entre tu público potencial.

En ImperioDinero nos centraremos en este último punto. Nuestro objetivo es ganar dinero, así que tendremos que escribir sobre temáticas muy demandadas para poder atraer muchas visitas a nuestra web.

No tiene nada de malo que tu blog trate sobre temas que no le interesen a demasiada gente si lo único que quieres es explayarte. Tampoco pasa nada si escribes sobre algo que no te gusta demasiado pero que pueda tener tirón siempre que tu objetivo sea tener muchas visitas y monetizarlas. La clave al elegir la temática es que ésta sea compatible con lo que quieras que tu blog te dé.

 

Primeros pasos a la hora de crear un blog

 

Ahora que ya sabes de qué quieres que vaya tu blog y qué es lo que quieres conseguir con él, es hora de que te pongas manos a la obra.

Elige el nombre de tu blog

Esto, de primeras, puede que te parezca algo tan complicado como esos pasos anteriores para escoger la temática. Pero una vez que hayas elegido ésta y sepas el estilo de blog que quieres crear, será mucho más fácil. Elige un nombre que sea fácil de asociar a lo que quieres escribir o a tu marca, que te favorezca en el posicionamiento en internet y, por supuesto, que sea fácil de recordar.

A continuación, tendrás que buscar un sitio donde registrar el dominio que se corresponda a ese nombre. La verdad es que hay muchas páginas que te ofrecen este servicio, pero nosotros vamos a guiarte aquí con una de las más famosas y eficaces: Namecheap.

Pongamos que quieres registrar “elnombredetublog”. Es tan fácil como introducir este futuro dominio en la barra de búsqueda y recibirás los resultados con las distintas extensiones que estén disponibles. Lo bueno de Namecheap es que te ofrece distintos resultados de búsqueda según las extensiones más populares, las más nuevas disponibles, las internacionales y las sugerencias a partir del nombre que hayas introducido.

elegir dominio namecheap

 

En nuestro caso, hemos introducido también la extensión .com, que es la más usada y que mejor funciona a nivel global. Aquí nos aparece también el precio que cuesta el registro al año, y al añadir al carrito vemos que se nos añade una pequeña tarifa que cobra la ICANN (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números).

Si el nombre elegido para nuestro blog no estuviera disponible, podemos probar con las extensiones .net o .org. 

Bonus: A Google suelen gustarle los proyectos a largo plazo. Registrar el dominio por más de 1 año es una forma de mostrarle a Google que vas en serio y no vas a dejar abandonado tu blog en poco tiempo. Es recomendable contratar el dominio por 2 años en vez de uno.

Hacemos click en “Add To Cart”, el icono con el carrito de la compra y luego en “View Cart”.

elegir dominio confirmar namecheap

Al ir al carrito, antes de confirmar la compra y el pago, también se nos ofrecen otros servicios extra, tanto de promoción, como de correo electrónico o de hosting. Si crees que alguno de éstos te es realmente indispensable, adelante. Nosotros, de momento, finalizaremos el proceso de compra sin añadir ningún coste extra.

Namecheap te ofrece WhoisGuard gratuito. Esto significa que los datos de contacto que has introducido para comprar el dominio no serán visibles y se respetará tu privacidad.

dominio namecheap opciones

Elige el hosting para tu blog

 

Ya tienes el dominio de tu blog registrado, así que ahora lo que toca es buscar un hosting donde alojarlo. De nuevo, las opciones son múltiples y, si no tienes experiencia en esto, la búsqueda tal vez se convierta en un laberinto para ti.

No te preocupes, aquí te ahorramos ese quebradero de cabeza y te proponemos dos opciones distintas y fiables, según sea lo que busques y el presupuesto que tengas.

OPCIÓN 1:

hosting bluehost opciones

Según el plan que elijas y la duración del mismo, las tarifas cambian bastante. Haz las cuentas necesarias y planifica a largo plazo, porque te podrás ahorrar unos cuantos euros al año si contratas por 36 meses en lugar de 12. Y, al igual que con Namecheap, a la hora de pagar también podrás elegir algún servicio extra. Cuando veas el importe final, no te asustes.

El servicio de alojamiento se realiza en un único pago y los servicios extra se pagan anualmente, por lo que la cantidad puede parecer grande, pero no lo es tanto si se divide el total por el periodo contratado. Ya que estás empezando, Te recomendamos contratar el servicio BÁSICO.

Nos pedirán el dominio que queremos asociar a nuestro Hosting. Como ya lo hemos contratado en el paso anterior, simplemente lo escribimos en la casilla correspondiente:

hosting bluehost contratar

Rellenamos los datos personales:

datos personales bluehost

Ahora tenemos que seleccionar el tipo de plan que queremos. 12, 24 o 36 meses. Cada plan tiene sus ventajas. Con el de 36 meses, cada mes te saldrá mucho más barato, pero el pago total será más elevado. Ocurre lo contrario con el de 12 meses.

Te recomendamos contratar el plan de 12 o 24 meses. 

Deselecciona las casillas al lado de los productos “extra” que te ofrecen. Siempre podrás contratarlos más tarde

informacion plan bluehost

Por último, solo queda realizar el pago y en unos minutos te llegará un email a tu correo con los datos de acceso.

OPCIÓN 2:

hosting webempresa

Como podrás ver en su pantalla de tarifas, las opciones son cuatro y, en el caso que hemos elegido nosotros, todas preparadas especialmente para WordPress, que es el gestor de contenidos que te recomendaremos más adelante para que le des forma a tu blog. Una vez que elijas el plan, también te pedirá que escojas entre registrar un nuevo dominio o usar un dominio ya registrado. Como ya habrás registrado el dominio de tu blog con Namecheap anteriormente, deberás elegir la segunda opción.

dominio webempresa

Y, a partir de ahí, irás directamente al modo de pago.

pago webempresa

Si lo que necesitas es la opción más económica, ya sea porque tu presupuesto es muy ajustado, o porque no quieres dedicar más recursos a servicios que no te resulten importantes, seguramente te convenga más optar por Bluehost.

Por el contrario, si lo que quieres es uno de los mejores proveedores de alojamiento para tu blog, Webempresa es una gran alternativa. Es uno de los hostings más fiables y que mejor relación calidad precio ofrece. Aunque sea algo más caro que Bluehost, tendrás muchos más servicios y una atención al cliente de primera calidad.

 Configurando los NameServers

 

Tanto si has contratado el dominio en Bluehost o en Webempresa, necesitarás enlazar el dominio que has comprado en Namecheap.

Los NameServers son unas IPs o direcciones que tu proveedor de dominio (Namecheap) necesita para saber en qué Hosting/Servidor está alojada tu web. 

En este caso, nuestra web estará alojada en Webempresa o en Bluehost, dependiendo de la opción elegida. En ambos casos, al finalizar el registro, recibirás un email de bienvenida con el login para acceder al hosting así como información referente a los nameservers. Algo similar a esto:

configurando nameservers namecheap

Con estos datos, nos vamos a Namecheap. Accedemos a nuestro panel -> Domain List. Localizamos nuestro dominio y hacemos click en “Manage”.

 

configurando nameservers namecheap

 

En la sección Nameservers, seleccionamos “Custom DNS” en el desplegable. Nos aparecerán dos casillas (en el recuadro rojo) para insertar los nameservers que hemos recibido en el email. 

 

Insertamos las direcciones de los nameservers en los recuadros y hacemos click en el “check” verde. Recuerda escribir los nameservers sin los números, es decir, en el caso del ejemplo, escribiríamos -> ns1.bluehost.com y ns2.bluehost.com

Los cambios pueden tardar unas horas en hacer efecto. Ahora ya estás listo para instalar WordPress.

 

Instalación de WordPress y configuración básica

 

El siguiente paso que tienes que hacer para crear tu blog es instalar un gestor de contenidos. En nuestro caso, hay varios motivos por los que vamos a optar por WordPress. Si no lo conoces aún, este gestor de contenidos es el más popular, y se pueden contar por millones las páginas web y blogs hechos con WordPress en todo el mundo.

crear un blog

Esto se debe a que WordPress es muy fácil de usar. Prácticamente cualquier persona, aunque no disponga de conocimientos de programación ni diseño web, puede ser capaz de conseguir una web o un blog con apariencia completamente profesional, en poco tiempo y en tan solo unos pasos.

Además, al ser un gestor tan extendido, la cantidad de servicios, plugins y plantillas que hay disponibles hacen que las posibilidades de tu futuro blog sean prácticamente infinitas.

Y, por si fuera poco, instalarlo en el hosting que hayas elegido no será nada complicado. Lo podrás hacer en pocos clics y, sobre todo en el caso de Webempresa, con la asistencia de su equipo de atención al cliente en el caso de que te encuentres con algún problema.

Pero vamos a ver, paso a paso, qué es lo que tienes que hacer para instalarlo.

 

Instalar WordPress en Bluehost

 

Una vez nos hemos registrado en Bluehost, haremos login en su página principal:

bluehost login

Una vez dentro, accederemos al Cpanel. Allí, hay que buscar la sección llamada Website y, en las opciones disponibles, hacer clic en Instalar WordPress.

bluehost wordpress instalacion

Lo siguiente será una página que te preguntará en qué dominio quieres hacer la instalación de WordPress. Si has seguido todos nuestros pasos desde el principio, aquí tendrás que poner ese nombre que registrarse en Namecheap.

bluehost dominio

También puedes acceder a unas opciones avanzadas en las que le pongas un nombre o un título a tu blog, elijas el nombre de usuario del administrador, y una contraseña. Luego hay dos casillas que tienes que marcar. La primera, para que el proceso cree automáticamente la base de datos. La segunda, para aceptar los términos y condiciones del servicio.

crear un blog

Por último, clic en Instalar ahora y ya está. En unos pocos minutos tendrás WordPress instalado en el dominio y te llegará un correo confirmándote que todo ha ido correctamente.

 ¿Demasiado complicado? Contáctanos y te instalaremos el blog gratis

Instalar WordPress en Webempresa

 

En Webempresa el proceso es muy fácil. Incluso más que en Bluehost. De nuevo, lo primero es acceder a la cuenta del Cpanel de Webempresa, con el nombre de usuario y contraseña que tengas.

Luego, tienes que ir al apartado que se llama Software/Servicios, y buscar los Packs Webempresa. Arriba verás una pestaña que se llama Navegador de aplicaciones y tendrás que encontrar la parte que te lleva a Aplicaciones para Pack Webempresa WordPress. Elige el pack que te guste o que te convenga y haz clic en Instalar.

webempresa wordpress

Para terminar, tendrás que elegir el dominio en el que quieras instalar este pack, el nombre o título de tu sitio y, si quieres, el nombre de usuario del administrador. Haz clic en Instalar y, pasados unos minutos, ya tendrás WordPress instalado en tu dominio.

webempresa wordpress pack

Cómo iniciar sesión en WordPress

 

Vale, ya lo tienes todo instalado y ahora quieres empezar a enredar. Para ello, tienes que acceder al back-end de tu blog, y eso normalmente lo harás añadiéndole a tu dirección el directorio /wp-admin. Ejemplo: http://www.elnombredetublog.com/wp-admin/. Ahí te aparecerá una página donde tendrás que poner los datos de nombre de usuario de administrador y contraseña que hayas elegido anteriormente.

 

Si todo va bien, la siguiente pantalla que verás será la del escritorio de WordPress, que te servirá para terminar de configurar e ir trabajando con tu blog a partir de ahora. Ésta es la base de tu página web y, poco a poco, tendrás que ir familiarizándote con las secciones más importantes.

escritorio wordpress

Estas secciones en el panel de administración de WordPress se encuentran en la parte izquierda de la pantalla. Alli, de arriba abajo, encontrarás los siguientes apartados, por este orden:

  • Escritorio: es la página inicial, donde obtendrás una visión global de tu back end.
  • Entradas: el icono de la chincheta te lleva al listado de las entradas que tienes publicadas en tu blog, a las entradas que tengas como borrador y, también, a la opción de escribir una nueva entrada para tu blog.

entradas wordpress

  • Medios: aquí podrás acceder a la biblioteca de archivos multimedia que hayas subido a WordPress para usarlos en tu blog. Éstos serán, principalmente, archivos de fotos, vídeos y música, que te servirán para ilustrar y hacer más atractivas las entradas.

medios wordpress

  • Páginas: éstas son las secciones estáticas de tu blog, que no se van actualizando, sino que contienen información general sobre la web. Cuando decimos que no se actualizan, queremos decir que no se ordenan cronológicamente, sino jerárquicamente, y su contenido no varía a menos que lo editemos. Pero no te preocupes, las diferencias entre entradas y páginas en WordPress las explicaremos un poco más adelante.

paginas wordpress

  • Comentarios: en esta parte se recopilan los comentarios que los lectores hagan en cada una de tus entradas.
  • Mensajes: como su nombre indica, aquí verás los mensajes que te envíen los visitantes de tu página o blog.
  • Apariencia: está sección es la que tendrás que visitar cada vez que quieras cambiar cómo luce y se presenta visualmente tu blog. Aquí también podrás acceder a los temas que tienes instalados, instalar temas nuevos, ordenar los widgets, configurar los menús y, si tienes conocimientos, editar estos temas.
  • Plugins: los plugins son una parte prácticamente esencial en WordPress, ya que te ayudan a potenciar tu blog en muchos aspectos y también realizan determinadas acciones por ti. Más adelante podrás ver cuáles son los plugins imprescindibles para tu blog en WordPress.

plugins wordpress

  • Usuarios: aquí podrás gestionar los usuarios que pueden acceder a tu blog y los distintos permisos que tienen para editar, escribir, etc.
  • Herramientas: en esta sección verás las herramientas que tienes disponibles y también podrás realizar acciones de importar, exportar o reparar enlaces rotos.
  • Ajustes: ésta es otra sección esencial en la que puedes configurar un montón de detalles de tu página o blog, desde el nombre y la zona horaria a otros aspectos sobre la lectura, la escritura y, también de algunos de los plugins que instales.

ajustes generales wordpress

¿Cuáles son los primeros ajustes que tienes que hacer en tu WordPress?

Antes de que te pongas a escribir y publicar, es conveniente que realices algunos ajustes en la configuración de tu WordPress. Como ya conoces las secciones de tu escritorio, podemos ir al grano en este aspecto.

El nombre de tu blog y el idioma los sueles elegir en el momento de instalar el WordPress, pero si no lo has hecho, en la sección de Ajustes los puedes cambiar fácilmente.

Los enlaces permanentes, también llamados permalinks, son otra de las cosas que tienes que tener bien configurada antes de comenzar a publicar. Básicamente, es la disposición que le quieres dar a los enlaces de tu blog cuando los publicas, y pueden tener distintas formas.

Para ello, tienes que ir a Ajustes->Enlaces permanentes y elegir una de las opciones que te dan y que pueden incluir la estructura básica, la estructura con la fecha y el nombre, un formato numérico, el nombre de la entrada, o una estructura personalizada.

Nosotros te recomendamos que utilices el nombre de la entrada o la estructura personalizada, así podrás configurar cada una de tus entradas a tu gusto, con las palabras que te interesen y que puedan ayudar a posicionar e identificar el contenido de tus artículos.

permalinks wordpress ayuda

También es bueno que pruebes los widgets que te gustaría usar, aunque pueden depender un poco de la plantilla que estés utilizando. Si no sabes lo que es un widget aún, no te preocupes, es muy fácil de entender y seguro que en cuanto empieces a jugar con ellos en tu página los dominarás completamente.

Los widgets son unos pequeños bloques que se suelen colocar en las barras laterales o al final de la página, y que sirven para insertar información complementaria de utilidad. Ésta puede ser una lista de los artículos más leídos, enlaces a tus redes sociales, nubes de etiquetas, etc.

widgets wordpress

Para configurar tus widgets tienes que ir a la sección de Apariencia->Widgets. En la parte izquierda, verás los widgets que puedes utilizar, con una pequeña explicación de lo que hacen u ofrecen. Y, a la derecha, están las zonas de tu plantilla donde los puedes colocar, que normalmente suelen ser las barras laterales y los pies de la página. Pero esto es mejor que lo termines de afinar cuando ya tengas el theme de tu WordPress instalado. Sigue leyendo, porque la cosa se pone cada vez más interesante…

 ¿Demasiado complicado? Contáctanos y te instalaremos el blog gratis

Instalación del theme y de los plugins

 

Ahora que ya has configurado lo básico en tu WordPress, es hora de que elijas la apariencia y el diseño que quieres mostrar a tus lectores. Para ello, tienes que buscar un theme, tema o plantilla, que es el que te va a permitir personalizar las fuentes, los colores, los fondos y, en definitiva, la estructura visual de tu blog.

Dado que WordPress es el gestor de contenidos más utilizado del mundo, la variedad de themes que puedes encontrar es impresionante. Una simple búsqueda en Google te puede ofrecer miles de resultados con opciones, literalmente, para todos los gustos.

De hecho, hay páginas en las que puedes filtrar los resultados de los themes que busques según el estilo, el objetivo que tengas o el precio. Porque sí, los themes también pueden variar en el aspecto económico, desde los gratuitos, a otros que pueden llegar a costar decenas o cientos de euros.

¿Qué es lo que tienes que buscar en un theme de WordPress?

Como la variedad de plantillas de WordPress es tan alta, hay unas cuantas cosas en las que tienes que fijarte para acotar la búsqueda. Como siempre, es importante que tengas claro qué es lo que estás buscando porque, en caso contrario, el proceso de selección se eternizará. Tranquilo, a todos nos ha pasado alguna vez y, para ayudarte en esto, puedes pensar en estos factores que te dejamos a continuación.

  • Personalización: Busca una plantilla que puedas modificar y personalizar a tu gusto. Hay plantillas que apenas permiten realizar cambios en su apariencia y otras que son muy modificables. Cuanto más puedas transformar tu plantilla, mejor, porque si en el futuro quieres hacer algún cambio o necesitas adaptarla, te resultará fácil y evitarás tener que pelearte con el código o, incluso, valorar la opción de cambiar de plantilla.
  • Funcionalidad: La plantilla tiene que servir al objetivo que te has planteado. Y, como lo que quieres es crear un blog, lo importante es el contenido. Por esta razón, busca una plantilla cuyo diseño de blog y la presentación de los artículos sea atractiva y cómoda para el lector. Del mismo modo, si quieres mostrar algún producto, utilizar fotos y vídeos o poner banners de publicidad, tendrás que encontrar una plantilla que te ofrezca todas estas opciones.
  • Diseño responsive: Seguramente hayas oído hablar de esto muchas veces y tal vez no sepas bien a qué se refiere. Pues es, simplemente, la adaptabilidad del diseño de tu web para distintos dispositivos. Esto es muy importante, ya que el tráfico que se realiza desde teléfonos móviles y tablets es cada vez mayor, y Google premia en el posicionamiento a todas esas páginas que resultan friendly para estos dispositivos.
  • Velocidad de carga: Hay plantillas que, por sus características, tardan una eternidad en cargarse. Esto es algo malo y, de nuevo, Google penaliza a todas esas webs que parece que se muestran a pedales. Busca un theme que se cargue rápido, que sea ligero y que no haga a tus visitantes esperar demasiado tiempo para leerte. Muchas veces, las plantillas que tienen una apariencia más limpia y sencilla suelen ser más rápidas, pero tampoco te fíes del todo; siempre hay excepciones.
  • SEO: El SEO lo es todo hoy en día. Si tu blog no aparece en los resultados de los buscadores, sobre todo en Google, es prácticamente como si no existiera. Por esa razón tienes que fijarte que la configuración y programación de la plantilla que quieres para tu blog no tenga errores graves que penalicen el SEO.
  • Apariencia: Está claro que la apariencia también es importante. Piensa que te tiene que gustar a ti pero también le tiene que gustar al público al que te diriges. Busca plantillas modernas y evita ésas con diseños anticuados o estridentes, porque solo provocarás rechazo visual y, consecuentemente, un descenso en el tiempo de las visitas y una bajada en tus resultados globales.
  • Soporte y actualizaciones: Las actualizaciones son frecuentes en muchas plantillas, y esto suele ser bueno, porque así se adaptan a las novedades que pueda haber en WordPress o, incluso, en los parámetros de Google. También es buena señal que se actualicen frecuentemente, porque percibirás que los diseñadores de esa plantilla no han abandonado el proyecto y que es algo que sigue vivo y a la última. El soporte técnico que te puedan ofrecer también es importante. En las plantillas de pago es algo que se tiene muy en cuenta, ya que puedes necesitar ayuda en la configuración o pueden surgir problemas –nadie lo quiera– que no puedas resolver por ti mismo.
  • Precio: En esto te tendrás que fijar si tu presupuesto es ajustado. Hay muchas plantillas gratuitas que pueden funcionarte de un modo genial, pero suelen tener limitaciones de uno u otro tipo. Y las plantillas de pago no tienen por qué ser caras, pero también tienes que fijarte en esas plantillas premium que no suponen un desembolso único, sino que requieren de una suscripción mensual o anual. No podemos decirte qué tienes que hacer en este sentido, ya que es algo muy personal, pero sí te recomendamos que hagas bien los cálculos para que los costes de tu plantilla no te supongan algo insostenible a largo plazo.
  • Opiniones y valoraciones: Muchos de los themes más famosos de WordPress han sido bien estudiados y analizados por expertos y usuarios de la plataforma. Si la plantilla que te gusta es de las más populares, seguramente puedas recabar información sobre ella y ver si la gente está contenta o, por el contrario, hay más quejas que cumplidos.

El mejor theme de pago para WordPress

 

genesis theme wordpress

Hay un montón de themes de pago para WordPress, y muchos de ellos son muy buenos. Pero si tenemos que decantarnos por uno y recomendártelo, éste es el framework Genesis, desarrollado por StudioPress.

Genesis lleva ya un tiempo como una de las opciones favoritas para muchos blogueros y desarroladores, y su popularidad está creciendo como la espuma desde hace un par de años. Esto se debe a distintos motivos, no solo uno, pero que son realmente importantes para que WordPress funcione de la mejor manera, de esa que tú quieres para tu blog.

  • Su código es muy Google friendly, por lo que no te encontrarás con problemas a la hora de posicionar tu blog.
  • Es muy intuitivo y tiene un montón de opciones para que personalices la apariencia de tu página a tu gusto.
  • Hay un montón de plantillas, widgets y plugins específicas para Genesis, y con un poco de dedicación podrás hacer maravillas.
  • Trabaja con HTML5 y, además, puedes crear diseños responsive para mejorar la visualización y navegación desde dispositivos móviles.
  • La comunidad online de Genesis es muy amplia, y el soporte también es puntero, por lo que siempre encontrarás soluciones cuando estés atascado.
  • Es de pago, pero es un pago único y de por vida, por lo que no tienes que preocuparte más por el dinero en este sentido.

El mejor theme gratuito para WordPress

 

generatepress theme

Si no quieres invertir dinero en un theme para WordPress y prefieres optar por una plantilla gratuita, nuestra recomendación es GeneratePress.

Con este theme, podrás beneficiarte de muchas ventajas sin tener que pagar. Aunque, si le quieres sacar todo el partido, puedes hacerte con algunos de sus addons, que sí son de pago, pero apenas suponen un total de 30 euros por todos. Aún así, la versión gratuita de GeneratePress te ofrece lo siguiente:

  • Optimización SEO, ya que su código es muy limpio y está pensado para facilitar el rastreo por parte de Google, lo que conlleva un excelente posicionamiento.
  • Este código tan bien diseñado también permite que la carga de la página resulte muy ágil y, por supuesto, esto también favorece la usabilidad y el posicionamiento en los resultados de búsquedas.
  • Diseño responsive del mejor nivel, que es otra cosa muy importante hoy en día y que no solo le encanta a Google, sino que facilita la navegación desde dispositivos móviles, tan creciente en los últimos tiempos.
  • Ofrece muchas opciones para colocar widgets, y esto se traduce en una alta personalización y versatilidad de la plantilla, para que le saques todo el partido a tu blog o página web.

¿Qué theme debes instalar?

Si nos centramos en estas dos opciones, podemos decirte que cualquiera es buena. Tal vez GeneratePress sea mejor para los principiantes o para los que no quieran gastar dinero en un theme de WordPress. Pero si lo que estás buscando es crear un blog potente y profesional, con la vista puesta a largo plazo y un objetivo potente que incluya generar ingresos, la solución que necesitas es Genesis.

Pero no se acaba aquí la historia de los themes de WordPress. Como te hemos dicho anteriormente, hay muchos más, y tal vez encuentres otras opciones que te convenzan.

En general, si quieres crear un blog en serio y no lo vas a dejar abandonado pronto, nuestra recomendación general es que busques una plantilla de pago. Las plantillas gratuitas pueden estar muy bien pero, a largo plazo, corres el riesgo de que queden abandonadas por sus desarrolladores o que las actualizaciones resulten insuficientes para lo que tu blog se merece.

Uno de los sitios más populares para buscar themes de WordPress es ThemeForest. Aquí hay miles de temas para WordPress y puedes filtrar las búsquedas según el estilo o el objetivo que tengas para tu blog. Por supuesto, también puedes ordenar los resultados según popularidad, valoraciones, precio o fecha de lanzamiento. Ojo, comenzar a buscar temas aquí puede ser adictivo, y tu búsqueda se puede llegar a eternizar, por lo que te recomendamos que vayas al grano y te centres solo en aquellas que claramente te sean de utilidad.

theme forest wordpress

¿Cuáles son los plugins imprescindibles en WordPress?

Al igual que sucede con las plantillas, los plugins para WordPress se pueden contar también por miles. Casi se puede decir que un plugin para cualquier cosa que se te pueda ocurrir o que quieras hacer en tu blog de WordPress, pero vamos a centrarnos solo en los más populares o en los que consideramos de verdad imprescindibles.

  • Akismet: Es un plugin que suele venir instalado por defecto en WordPress y que sirve para evitar el spam en los comentarios de las entradas del blog.
  • SEO by Yoast: Es uno de los plugins más imprescindibles y más recomendados por la mayoría de usuarios. Facilita mucho la configuración SEO y, además, hace recomendaciones sobre la redacción y estructura de cada uno de los artículos para que posicione mejor en los resultados de búsqueda y sea más legible. Por si fuera poco, también se encarga de crear el sitemap y enviárselo a Google periódicamente.

plugins wordpress

  • Google Analytics: Otro plugin que instala prácticamente todo el mundo y que sirve para conectar WordPress con las analíticas de Google.
  • W3 Total Cache: Es uno de los plugins mejor valorados para optimizar la velocidad de carga del blog o página web alojados en WordPress. Además, también cuenta con opciones que pueden afinar aún más el almacenamiento en caché del contenido de la web.
  • Page Builder de Site Origin: Éste es uno de esos plugins que te ayudan a diseñar la página a través de bloques que vas colocando y moviendo a tu gusto. Es perfecto para las páginas de inicio y, también, para cuando quieras darle un toque especial a alguna de tus entradas.
  • Updraft Plus (Backup): Con este plugin podrás tener copias de seguridad de tu blog, algo que realmente te puede salvar el pellejo y que agradecerás cuando el volumen de publicaciones sea considerable para no perder el trabajo hecho.
  • AddToAny Share Button: Este plugin te permite añadir botones de redes sociales para que los usuarios compartan los contenidos de tu blog allá donde quieran. Es muy personalizable, tanto en el lugar donde colocarlos como en el aspecto y en las distintas plataformas que ofrece.
  • Related Posts: Este plugin está pensado para alargar el tiempo de las visitas a tu blog. Lo que hace es mostrar entradas similares al final de cada uno de tus posts, con el fin de que los usuarios encuentren más contenidos que puedan resultar de su interés.
  • Thrive Leads: Es uno de los plugins que más fuerte están pegando en los últimos tiempos y que está destinado a aumentar eficazmente la lista de suscriptores a tu blog, con todo lo que esto puede significar.

plugins wordpress thrive

  • Cookie Law: Como desde hace unos años es obligatorio poner el aviso de cookies a los nuevos visitantes de tu página o blog, éste plugin también resulta imprescindible, y con él podrás mostrar el aviso legal que los usuarios deberán aceptar para seguir navegando.

¡Comienza a bloguear!

Ahora ya lo tienes todo listo para empezar a escribir. Así que, ¡a bloguear!

Lo ideal antes de ponerte a escribir es que tengas pensado algún tema sobre el que te gustaría hablar. Esto, obviamente, tendrá que estar relacionado con la temática general del blog, aunque mucha gente prefiere lanzar un primer post a modo de introducción o de presentación. Esto depende un poco de ti y del estilo que quieras imprimir a tus contenidos.

La primera entrada de tu blog

Para comenzar con la primera entrada de tu blog, tienes que ir a la parte izquierda en tu panel de administración de WordPress y posicionarte sobre la sección de Entradas. Aquí te aparecerá el listado de las entradas de tu blog y, ahora, lo normal es que esté vacío. Pulsa arriba en el botón que pone Añadir nueva en letras azules y accederás a otra página donde ya podrás ponerte a escribir directamente.

nueva entrada wordpress

En la barra de arriba es donde irá el título de tu entrada y, más abajo, en el espacio más grande, todo el cuerpo de tu texto.

En la parte derecha de la página verás otros elementos también importantes. El bloque superior es el que muestra en qué estado se encuentra tu artículo, ya sea Publicado o en Borrador, y la visibilidad del mismo, que puede ser Pública, Protegida o Privada. Aquí también es donde puedes ir guardando tus avances para no perderlos, hacer una vista previa de cómo quedaría tu artículo y, en la parte inferior, publicar el mismo y hacerlo visible a todos los que entren en tu blog.

El segundo bloque es el que indica las Categorías, y aquí puedes clasificar tu artículo según las categorías en las que consideres que puede encajar. Como es el primer artículo, a lo mejor no has creado ninguna categoría todavía, pero eso también lo puedes hacer en este mismo recuadro.

El bloque que está justo debajo es el de Etiquetas. Hay gente que se lía un poco a la hora de distinguir entre categorías y etiquetas, pero éstas son menos importantes y menos permanentes. Es decir, las categorías pueden considerarse casi como secciones de tu blog, mientras que a las etiquetas las tienes que tratar como palabras clave que puedan servir para encontrar el artículo a posteriori, y que puedes usar incluso solo una vez.

También hay otro bloque más abajo, que es el que te permite asignar una imagen destacada a tu entrada. Esta imagen será la principal, la que ilustre el contenido del artículo junto al título.

Si has instalado el plugin SEO by Yoast, en la parte inferior de la página verás también otros campos que tendrás que rellenar, como la palabra clave o la meta description, y también tendrás que atender a los puntos de colores que señalan la calidad de tu texto y los aspectos que faltan para que el SEO del artículo esté optimizado.

yoast seo wordpress

Algunas de estas secciones a la hora de crear una nueva entrada son las mismas que cuando quieras crear una página. La diferencia es que las páginas no tienen categorías ni etiquetas, pero sí tienen atributos y también puedes elegir el tipo de plantilla que quieras utilizar para la página.

También puede crear un poco de confusión, al principio, distinguir entre entradas y páginas. Para saber qué es lo que tienes que crear en cada ocasión, tienes que saber que las entradas son los artículos que irán conformando tu blog, y que se van añadiendo a éste de manera cronológica según las vayas publicando.

En cambio, las páginas son contenidos más estáticos, que pueden ser las tan habituales de Contacto o Políticas de privacidad, y que no dependen ni de fechas, ni de categorías ni de etiquetas. Lo que sí pueden tener son distintos atributos, que las sitúen como páginas principales o subpáginas, que dependan de una página jerárquicamente superior o principal.

Las páginas de Aviso legal y Política de privacidad

Habrás visto estas páginas en la gran mayoría de webs y blogs que visitas. Y tú también tendrás que crearlas según el tipo de página que vayas a desarrollar y las características de ésta.

La página de Aviso legal es obligatoria cuando tu web es es una página corporativa de una empresa (o de un autónomo), incluye una tienda online o tiene publicidad.

Por su parte, la página de Política de privacidad es obligatoria si tu web va a recibir o recoger algún dato personal del usuario que la visite, y que puede ser algo tan básico como un formulario de contacto o los comentarios donde se pida a los visitantes una dirección de correo electrónico.

Haz que tus contenidos lleguen a la gente

Al crear un blog, lo que querrás la mayoría de las veces es que te lean muchas personas. Para esto, todo aquello que tenga que ver con el SEO y que hemos hablado a lo largo de este artículo te va a ser muy útil. Pero la clave está en tus contenidos y en cómo los muevas.

Haz que tus posts resulten atractivos y amenos para la audiencia, elabora una estrategia de contenidos y conecta con tu público en las redes sociales. Cuanto más expongas tus publicaciones, más posibilidades tendrás de que tu blog tenga éxito. Y con todos estos consejos y pasos que te hemos explicado para crear un blog, ¡seguro que empiezas con buen pie!

crear un blog