Todavía recuerdo muy bien el momento en el que decidí dejar la empresa en la que estaba, y comenzar a trabajar desde casa. Desde luego, al principio tenía muchas dudas, y el historial de búsquedas de mi navegador tenía, durante meses, el trabajo desde casa como temática casi que exclusiva.empleos desde casa 2019

No fue fácil tomar la decisión. Pero no hay caminos fáciles en las grandes decisiones de la vida. Hoy, unos años después, puedo decir que sí, valió la pena lanzarse al agua.

Trabajar en casa me ha permitido crecer profesionalmente, crecer personalmente y, más que nada, utilizar mejor mi tiempo.

Al principio no lo notaba, pero antes de saber sobre los trabajos desde casa, yo tenía un empleo en una gran empresa multinacional. Algo que seguro también tendrás ahora, o al menos entenderás la situación.

Horarios poco permisivos, vacaciones pagadas una vez por año, pero un día noté que el trabajo no me estaba llenando. Sentía que no iba en ninguna dirección y que, por más que me esforzara, por más que el salario aumentara (poco, pero en aumento) de nada servía. Mis planes pasaban por otras rutas, y sabía que estar encerrado en una oficina de 3 x 4 no era el camino correcto.

Entonces comencé a buscar trabajos para hacer en casa. Producto de esa búsqueda y de mi experiencia, hoy quiero compartir contigo todo lo necesario sobre cómo trabajar desde casa y de las empresas para trabajar desde casa por internet.

Disponer de mi tiempo y administrarlo de la forma que mejor me parezca, tomarme vacaciones el tiempo que necesite o ver más a mi familia, son cosas que valoro mucho más que pertenecer a una empresa multinacional. A la vez, he ido creando mi marca.

Quiero enseñarte a lograr tus metas con trabajos en casa.

Trabajos que puedes empezar desde casa

La mejor manera de empezar a hablar sobre los trabajos para hacer desde casa es, precisamente, con una lista de ideas. Y estas son algunas de las mejores que existen actualmente.

  • Asistente virtual: El puesto de secretaria no va a desaparecer. Va a evolucionar. Llevar las tareas administrativas, editar hojas de cálculo con información sencilla o agendar reuniones. Todo, desde internet.
  • Estilista (Asesoría online): Con un canal de Youtube o con un blog online puedes darte a conocer como profesional del estilismo. Maquillaje y moda. Cobras por asesoría o servicios a domicilio.
  • Profesor (Sesiones por Skype o crear cursos online): Profesores de idiomas y de ciencias básicas (matemáticas, química, física) tienen una alta demanda actualmente. Brindar clases online te permitirá darlas en vivo o grabarlas en video.
  • Fotógrafo: Son muchas las páginas donde puedes vender tus fotografías en internet. Pero, si lo prefieres, puedes trabajar como fotógrafo de eventos. Necesitarás una buena cámara.
  • Agente de viajes: Con una franquicia económica o con un blog de viajes. Ser agente de viajes y ganar comisiones por boletos de avión, hoteles y hasta paquetes turísticos. Mucha ganancia en una industria que no para de crecer.
  • Blogger: Uno de mis favoritos. Trabajar como blogger es crear una marca personal a medida que vas vendiendo tus servicios o productos. Escoge tu tema, y habla sobre él.
  • Redactor de contenidos: Si se te da la escritura, ¿por qué no ganar dinero con ello? Muchas personas necesitan contenidos para sus páginas, y algunos quieren hasta un libro.
  • Diseñador gráfico: Diseñar logotipos, páginas de internet o maquetar revistas. Incluso diseñar personajes para un videojuego. Si se te da bien el diseño, sabes de Corel o Photoshop, puede ser lo tuyo.
  • Traductor: Dominar un segundo idioma es tener un negocio portátil. Traducir documentos o servir de intérprete para otras personas. Una idea de negocio, por cierto, muy lucrativa.
  • Músico (Ofrecer tutoriales en línea o cursos): Ideal para los que dominan instrumentos musicales y conocen la teoría. Los cursos de música online pueden ser en video o en vivo. Cobras por hora.
  • Cocina (Creando un blog y enseñando las recetas): Cocinar es una tarea que debemos llevar a diario. Y no todos saben cómo hacerla bien. ¿Y si le brindas los consejos necesarios? Ganas por publicidad en tu portal.
  • Cuidador de animales: La jornada laboral de algunas personas no les permite cuidar o pasear a sus mascotas. ¿Y si hacemos que cuidar mascotas sea nuestra jornada laboral? Un negocio en auge.
  • Soporte técnico: Instalación de software, desinfección de equipos informáticos y configuración de hardware. Si te gusta la informática y la computación, trabajar en esto puede ser una delicia.
  • Youtuber: Es la persona que trabaja haciendo videos para Youtube. Ganas por publicidad, por patrocinios, o comisiones por venta de servicios en tu video blog. Necesitas sonreír.
  • Montar una tienda online: Hay vida después de Amazon y Ebay. Encuentra tu nicho, innova y da valor agregado a tus usuarios. Y dedícate a vender. A veces, no necesitas ni invertir nada.
  • Alquiler (Puedes alquilar alguna habitación de tu casa): AirBNB es una plataforma en la que puedes alquilar tu casa, tu departamento, o una habitación. Una forma de economía colaborativa que deja muchos ingresos. Puedes usar otras plataformas.
  • Operador de bolsa: Ahora es fácil invertir en bolsa por internet. Si tienes conocimientos sobre las finanzas, o tienes la disposición de aprender, puedes invertir desde casa en Forex.
  • Influencer: Muchos seguidores buscando tu consejo o recomendación. Contenidos únicos que se hacen virales. Crea tu canal de Instagram o de Youtube, y comienza a “influenciar” a los demás. Necesitas dedicarle tiempo.
  • Community manager: Las redes sociales son las ciudades digitales. Estar en ellas es, para algunas empresas, imprescindible. Pero no todas tienen un profesional para ello. ¿Te mueves en las redes como pez en el agua? Esto es para ti.
  • Programador: Crear programas, videojuegos, páginas webs y hasta diseñar servicios y aplicaciones móviles. La programación es uno de los campos de trabajo del futuro. ¿Te animas?

¿Cómo puede mejorar tu vida trabajando online?

Cada uno de nosotros tendrá sus motivaciones para comenzar a trabajar de esta manera. No obstante, si te sirve de ayuda y orientación, aquí quiero comentarte cómo ha mejorado mi vida desde que internet se ha vuelto mi oficina.

empresas para trabajar desde casa por internet 2019

Límites geográficos: antes de comenzar, mi trabajo estaba en una oficina y mi jefe estaba a 5 metros de distancia. Ahora, tengo clientes de 4 continentes distintos, y muchos amigos dispersos por el mundo. Permitirte trabajar de manera remota me ha permitido no tener límites geográficos para ofrecer mis productos y servicios.

Ser proactivo: ¿cuántas veces no tuviste una idea que pudo mejorar la forma de trabajar en tu empresa? ¿cuántas veces escucharon esas ideas? Seguro que pocas. Me pasaba igual. Tenía un entorno donde la creatividad no era respetada. Ahora, puedo innovar, idear nuevas formas de trabajar, ser proactivo. Trabajar por tu cuenta te ayuda a tener al mejor jefe del mundo: tú mismo.

Vida social: al escoger tu horario, eliges también la cantidad de tiempo que dedicarás a tu familia y a tus amigos. A veces trabajo en las tardes, cuando quiero ver un partido de fútbol con los amigos decido trabajar en las mañanas, y de esa manera, mejoro mi vida social pero no descuido mi trabajo.

Creo mi marca personal: un producto o un servicio pueden convertirse en una llave que abra puertas para el futuro. Trabajando en una empresa eres uno más del engranaje, y pocas veces destacarás o serás reconocido. Tu jefe, seguramente, será el que se lleve los elogios. Trabajando por cuenta propia tú eres el dueño, el responsable, “el autor intelectual” de todo lo que se produce. Y con eso vas haciéndote un hueco y diferenciándote de los demás.

¿Cuánto quiero ganar? Planifico todos mis meses de acuerdo a cuánto quiero ganar. Si quiero 4 meses de vacaciones, si quiero un día tomar las maletas y cruzar el mundo en un vuelo low cost mientras vivo de mochilero. Así, planifico mi trabajo en función de lo que quiero.

Esa es la verdadera libertad.

Beneficios de los trabajos desde casa

Aún hoy, cuando ya tengo varios años trabajando desde mi hogar, muchos amigos me preguntan qué gano con esto, que cuáles son los beneficios de trabajar así.

A menudo, lo preguntan porque quieren tomar una decisión similar, pero quieren estar seguros. Antes de tomar una decisión, siempre queremos estar totalmente seguros. Por eso, le suelo responder con total franqueza.

El primer beneficio, y quizá el más apreciable, es el hecho de ser completamente el dueño de mi tiempo. En una oficina, como antes, tenía que trabajar de 8 a 10 horas diarias, y en las mejores horas del día, quedándome la tarde y la noche libres, pero sin poder hacer prácticamente nada.

Además, pasaba un par de horas en el tráfico (contando idas y vueltas del trabajo). Ahora, no tengo ese problema, sino que llegar al trabajo me toma no más de 15 minutos, contando que hago un poco de ejercicio y tomo el desayuno antes de comenzar a trabajar.

Pero, lo mejor es poder aprovechar el tiempo de la mejor manera. Puedo, durante la mañana, compartir con los niños, llevarlos al colegio, ir al banco o a consulta médica sin pedir permisos, y trabajar en la tarde o la noche, cuando los niños duermen o ya están en casa, y cuando ya he resuelto todo lo demás.

Sigo trabajando de la misma manera, pero ahora trabajo al ritmo que quiero y en el horario que mejor me parezca. Claro, hay días en los que tengo que hacer horas extras. Pero siempre es porque yo lo he decidido así.

Esta flexibilidad, que no te la da ningún otro empleo en el mundo, es una de las principales razones por las que no volvería a trabajar en la oficina, encerrado en cuatro paredes con derecho a baño. Aunque el salario me tentara.

Desventajas de trabajar desde casa

Pero lejos de ser perfecto, mi trabajo también implica tener en cuenta que hay desventajas y riesgos. No puedo llamarlas “desventajas”, a secas, porque todas dependen de cómo aprenda a gestionar mi forma de trabajar. Sin embargo, les hago mención para ahorrarte algunos malos ratos, que yo tuve que pasar en carnes propias.

trabajos desde casa con manualidades

No tener el espacio

Uno de los principales consejos de todo trabajador desde casa es hacerte un espacio. No tiene que ser acondicionar una oficina, con escritorio y aire acondicionado. Pero tampoco trabajar desde cualquier lugar, llenar la casa de papeles y aceptar la incomodidad como norma.

No tener un horario

No tener un horario es, a veces, la mejor manera para pasarte todo el día trabajando. Algo que repercute negativamente en tu salud, ya que perderás completamente la noción del tiempo, te alimentarás de manera incorrecta, dejarás de hacer ejercicio y hasta de verte con amigos.

Desde luego, todo proyecto personal demanda de nuestra atención completa. Pero hay que poner algunos límites.

Cuando empecé a trabajar podía estar hasta 12 horas continuas, sin levantarme del escritorio. Hoy, he aprendido que el horario es uno de mis instrumentos de trabajo más importantes, porque me mantienen saludable y motivado.

Las distracciones

Estar en casa significa tener la nevera a un par de pasos, tener el televisor a un par de pasos y tener todos los objetos que utilizamos todos los días para entretenernos, a un par de pasos.

Estar en casa significa que tus familiares saben que estás allí, y querrán venir a conversar. Los niños querrán jugar contigo y los amigos quieren visitarte a todas horas.

Por eso, distraerse es tan fácil como saber que no tienes jefe, y eres totalmente libre.

Pero, tu jefe eres tú. Y las distracciones te cuestan dinero. Aprender a lidiar con las distracciones te ayudará a lograr tener éxito.

¿Por qué trabajar desde casa te hace ahorrar dinero?

Una de las primeras cosas que noté cuando empecé a trabajar de este modo es que, mágicamente, el dinero me duraba mucho más. Ya estaba acostumbrado a que la quincena durara mucho menos de lo que tardaba en ganarla, y la situación me parecía alucinante.

Sí. Tenía dinero y me rendía. Hacía el mercado, pagaba todos los servicios, y todavía tenía algo para darme algunos lujos. Y sólo estaba empezando a trabajar de esta manera, por lo que todo parecía “color de rosa”.

Y entendí que el simple hecho de trabajar desde mi casa me permitía ahorrar mucho dinero. Sí, contado en miles de euros al año.

Por un lado, dejé de pagar transporte. O en el caso de un amigo, de gastar tanto en llenar el tanque de combustible.

Al no pagar transporte, ya que trabajaba a pocos pasos de mi habitación, solía ir a caminar en las tardes, por lo que ni siquiera en los ratos de ocio solía gastar tanto transporte.

Tampoco comía afuera o compraba un café cerca de la oficina. Preparaba todo en casa (lo sigo haciendo) y el ahorro es abismal. Comprar un café al día durante un año, aunque no lo notemos, equivale a gastar lo suficiente como para un mes extra de vacaciones.

No hay que comprar regalos de cumpleaños o cumplidos para el jefe, ni hay que gastar tanto dinero en ropa para ir a la oficina y accesorios para lucir presentable.

Ahorrar dinero, para mí, es dinero ganado. Por eso elegí trabajar así.

Si quieres ganar dinero, es importante también saber ahorrar dinero.

Trucos para no distraerte mientras trabajas en casa

Trabajos desde casa en 2019

Trabajar desde la comodidad de nuestro hogar puede ser una bendición. De eso no tenemos duda. Pero lo que no podemos dejar de mencionar es que, trabajando así, surgen un montón de imprevistos e interrupciones que, en ocasiones, nos son difíciles de corregir.

Por eso, para ahorrarte tiempo, dinero y disgustos, aquí algunos consejos que yo uso y que sugiero para evitar las interrupciones y las distracciones.

  • Construye un espacio: los primeros días verás con buenos ojos trabajar desde el sillón o desde la cama en pijama. Pero, a la semana, cuando ya tu “negocio” esté sobre ruedas, sabrás que necesitas un espacio

Tener tu espacio propio te permitirá evitar que todos te interrumpan, y tener privacidad para hacer todo lo relativo a tu trabajo, primordialmente lo que necesita de mucha concentración.

  • Calendario de trabajo: si sabes cuáles son tus tareas y tus objetivos diarios, es mucho menos probable que tengas tiempo para distraerte. Trabajar desde tu casa puede ser tentador para irse a otras actividades que no son nada productivas, logrando con ello la procrastinación.

Por eso, hazte un horario. Uno de trabajo, y uno para la vida social, para compartir y para “estar fuera de la oficina”. Si lo haces, verás cómo tus días rinden el doble.

  • Avisa: un simple aviso a los que vivan contigo (y a los que suelen visitar o molestar) de que estás trabajando puede ser todo lo que necesites para mantenerte enfocado y evitar todas las distracciones.

A menudo lo hago. Simplemente le aviso a quien esté en casa, y les dejo un mensaje en los grupos de WhatsApp a mis amigos cercanos. Incluso, a los que trabajan conmigo. Un simple aviso de que estarás trabajando evita un sinfín de interrupciones en todo el día. Algo que se traduce en productividad y motivación.

¿Cómo pasar de trabajar en una empresa a trabajar por internet?

Desde luego que existen muchos trabajos en línea desde casa que pueden despertar nuestro interés.

Sin embargo, entre tantas posibilidades debes escoger una. Esa a la que te dedicarás a tiempo completo y que quieres que sea tu modo de vida de ahora en adelante.

Pero, antes de pasar a trabajar a tiempo completo desde la comodidad de tu hogar, es necesario que comprendas que no hay razones para lanzarte al vacío hasta no tener un colchón financiero.

Por eso, mi consejo es que mantengas tu trabajo actual y dediques una parte de tu tiempo diario al trabajo desde tu casa. De esa manera, el trabajo principal seguirá pagando las facturas y asumiendo algunos gastos principales, mientras el segundo pasará a ser una inversión. Progresivamente, notarás cómo tu trabajo a tiempo parcial va creciendo en ganancias, en proyección, y sólo allí deberás cerrar tu ciclo con el trabajo en la empresa.

Durante ese tiempo, además de trabajar a tiempo parcial en tu proyecto, siempre recomiendo que se haga un plan de trabajo y financiero, de modo que tengas una estrategia a seguir y una visión de cómo será tu proyecto.

A su vez, estar en un trabajo principal te permitirá ahorrar dinero por si una inversión fuera necesaria.

Finalmente, y antes de dar paso a las plataformas con las que recomiendo para trabajar de forma remota, debo advertirte de la necesidad de un colchón financiero de emergencia. Es decir, lo relativo a 2 o 3 meses de trabajo en ahorros, de modo que si surge algún imprevisto (accidentes, salud, cualquier otra cosa) lo puedas solucionar sin extrañar tu empleo.

ideas para trabajar desde casa

Sitios para que puedas empezar a ofrecer tus servicios

Si quieres trabajar desde casa en 2019 necesitarás, obviamente, las mejores empresas para trabajar desde casa. Estas son las plataformas que te permitirán alcanzar tus metas, sean financieras, profesionales, personales, y así sentirte realizado de una vez por todas.

Como sabemos todos, los comienzos no son sencillos cuando nos disponemos a trabajar desde casa por internet. Hay muchas personas que también han tomado la elección del trabajo en casa como forma de vida, y muchas comparten tu profesión o especialidad. Hoy en día hay más gente que trabaja desde casa que en otros tiempos, por las bondades de la conexión a internet.

Para encontrar trabajos desde casa serios, lo mejor es seguir mis consejos y buscar trabajo en casa desde estas páginas web.

Cada una tiene un funcionamiento distinto, pero todas (la que elijas, o si quieres trabajar desde todas) te permitirán conseguir un empleo desde casa fiable y ganar más dinero.

Freelancer

Por lejos, la mejor plataforma digital para conseguir empleos desde casa. Es una de las mejores para empezar a trabajar online, puesto que tiene entre estas algunas de sus ventajas:

  • Pagos periódicos por Skrill o PayPal, lo que te permitirá una mejor gestión personal y financiera.
  • La seguridad de tener clientes que sí van a pagar por tus servicios, porque Freelancer hace el cobro anticipado a los usuarios que solicitan proyectos.
  • Gran número de ofertas de empleo desde casa, al tratarse de la comunidad más grande de trabajo online, tanto en idioma español como en inglés, y de diferentes carreras.

Workana

Si estás en la búsqueda de un trabajo desde casa fiable, y apenas estás decidiendo en qué trabajar desde casa por internet, Workana puede ser tu mejor opción.

A diferencia de Freelancer, Workana está hecha para el público hispanoparlante, por lo que la mayoría de las ofertas de trabajo desde casa que tiene la plataforma están en idioma español o son de personas residentes en España o Latinoamérica.

La gestión de los cobros, la posibilidad de ir ascendiendo en la plataforma (con acceso a mayores ganancias y a mejores clientes) son alguna de las ventajas principales de Workana en español.

trabajar desde casa haciendo manualidades

Nubelo

Hasta hace unos meses, Nubelo estaba en el tercer lugar de las alternativas para trabajar por internet.

Pero actualmente Nubelo pasa a formar parte de Freelancer, por lo que todas las ventajas de una se unen a las ventajas de la otra (mencionada al principio).

Recomendaría, además, sobre todo para trabajos desde casa con manualidades, y además de trabajos desde casa haciendo manualidades, cualquier trabajo que sea presencial o artesanal, plataformas como TrabajoFreelance.

Sin embargo, para hacer trabajos desde casa para empresas lo mejor es quedarse con Workana y Freelancer, para iniciar y ganar clientes, mientras desarrollas tu marca personal.

Las mejores ideas para trabajar desde casa – Trabajos desde casa en 2019
4.6 (92.5%) 24 votes